La letra y el espíritu

Hay una gran línea divisoria en el cristianismo de hoy: está trazada entre los que están ocupados con la letra de la escritura y los que están ocupados con su espíritu—o en otras palabras, entre los que están ocupados con las doctrinas de santidad y los que están ocupados con la persona de Jesús Mismo.

Mientras más contemplen los creyentes la letra, más habrá un velo sobre sus ojos, que no les permitirá ver al Señor. Dios quiere que veamos la luz de Su gloria en la faz de nuestro Señor Jesucristo.

–Zac Poonen

Anuncios

Jesús es el evangelio

El evangelio no es una idea. No es una creencia. No es un verso favorito. El evangelio no reside en tu iglesia, no puede anotarse en un mensaje sencillo, y no es la oración del penitente. El evangelio no es un algo. No es un como. El evangelio es un quien. El evangelio literalmente es la buena noticia acerca de Jesús. Jesús es el evangelio.

–Carl Medearis

Cristo céntrico

Nuestras iglesias suelen enfatizar el hecho de estar centradas en la Biblia. Preferería que seamos centrados en Cristo. Necesitamos saturarnos de la Biblia, pero la Biblia nos llama a ser Cristo-céntricos. Él es el asunto central.

–adaptado de Glen Scrivener

Centrado en Jesucristo

En el fondo, los cristianos no somos un pueblo del Libro. Somos un pueblo centrado en la vida, ministerio, muerte y resurrección de Jesús de Nazaret, a quien conocemos como el Cristo.

–Mary Douglas Glasspool

Conectado a una Persona

Al convertirte no te conectaste
en primer lugar a una orden,
a una institución,
a un movimiento,
a una serie de creencias,
o a un código de conducta —
te conectaste en primer lugar
a una Persona . . .

–E. Stanley Jones

¿Creencia o vivencia?

Si mi fe no se fundamenta
en una vivencia
personal con Jesús
se convierte en algo cargoso,
no una fuente de gozo,
sino algo que me impide
hacer lo que quiero.

–Oswald Chambers

La suficiencia de Cristo

waterfall 2

La sabiduría que necesitamos está en Cristo.
El gozo que necesitamos está en Cristo.
La esperanza que necesitamos está en Cristo.
La vida que necesitamos está en Cristo.

–Keith Giles

Siguiendo a una Persona

Nuestra fe no es una filosofía,
una ideología, una doctrina,
o una manera de vivir.
Es una vida definida
por una Persona y nuestra
relación con Él.

–Tomás Hopko

Es Cristo

Nuestra fe no es
un conjunto de ideas
acerca de Cristo.
Es Cristo.

–Phillips Brooks
(1835 – 1893)

Centrado en una Persona

El Cristianismo no es, en último término, ni una doctrina de la verdad ni una interpretación de la vida. Eso también es, pero nada de ello constituye su esencia nuclear. Su esencia está constituida por Jesús de Nazaret . . . por una personalidad histórica.

–Romano Guardini

Más allá de la moralidad

El cristianismo te lleva a salir de la moralidad a algo más allá. Uno vislumbra un país donde no se habla de esas cosas, excepto tal vez en broma. Todos en ese lugar están llenos de lo que podemos llamar bondad como un espejo que está lleno de luz. Pero no lo llaman bondad. No lo mencionan siquiera. No están pensando en eso. Están demasiado ocupados en contemplar la fuente de donde proviene.

–C. S. Lewis

Published in: on 20 abril 2012 at 6:56 am  Dejar un comentario  
Tags: , , , ,

¿Se trata de algo o de Alguien?

Muchos hablan más de . . . la justificación que de Jesus; más de la obra de Cristo que la persona de Cristo. Esto es un gran error. Deja de considerar el evangelio como una colección de doctrinas estériles; contémplalo como la revelación de un poderoso Amigo vivo y personal en cuya presencia has de vivir cada día.

–J.C. Ryle

Él es el camino

Jesús no nos da recetas que muestran el camino a Dios como lo hacen otros maestros religiosos. Él mismo es el camino.

–Karl Barth

Published in: on 18 abril 2012 at 7:02 am  Dejar un comentario  
Tags: , ,

El tema central

Si voy a conocer a Dios,
lo conoceré por medio de Jesús.
Si voy a obtener conocimiento,
éste está depositado en Jesús.
Si voy a tener sabiduría, la encontraré en Jesús.
Si Dios vive en mí, es porque Jesús vive en mí.
Si deseo estudiar a Dios, debo estudiar a Jesús.
Si el Espíritu Santo está activo en mi vida,
le escucharé hablarme de Jesús.

–Gayle D. Erwin

Haciendo lo imposible

Comienza con hacer lo que es necesario, luego lo que es posible, y de pronto estás haciendo lo imposible.

–San Francisco de Asis

Published in: on 16 abril 2012 at 8:37 am  Dejar un comentario  
Tags: ,

Es tiempo de volver a Jesús

Si no puedes recordar las 22 características de un bueno esposo o esposa, las 10 cosas que tienes que hacer para vencer la tentación, o los cuatro tipos de amor en griego . . . es tiempo de volver a JESÚS.

Cuando oyes los testimonios de otros que oraron toda la noche, ayunaron 40 días, ganaron a miles para Cristo, sanaron a enfermos, y memorizaron toda la Biblia, y te sientes presionado a llegar a su nivel . . . es tiempo de volver a JESÚS.

Si no puedes decidir si debes sentarte a sus pies, andar por fe, pelear la buena batalla o correr con paciencia la carrera que tienes por delante . . . es tiempo de volver a JESÚS.

Cuando te exhortan a tener fe, esforzarte y ser valiente, dar de tus bienes a los pobres, predicar a toda criatura, hacer discípulos, esperar en Dios, pelear la buena batalla, andar en el Espíritu, tomar tu cruz, vivir por fe, dar gracias en todo y orar sin cesar, y se sientes jalado en 20 diferentes direcciones . . . es tiempo de volver a JESÚS.

Si no puedes acordar si eres calvinista o arminiano, pre-milenialista o amilenialista, fundamentalista o evangélico . . . es tiempo de volver a JESÚS.

Si no estás seguro si debes evangelizar con las 4 leyes espirituales, los pasos para tener paz con Dios, el plan de salvación o el camino de los Romanos . . . es tiempo de volver a JESÚS.

Si eres protestante pero no te acuerdas contra qué estás protestando, eres conservador pero no estás seguro qué estás conservando, eres dispensacionalista pero no sabes en qué dispensación estamos . . . es tiempo de volver a JESÚS.

Cuando no te acuerdas qué significa 666, cuántos dientes tiene el anticristo, en qué consiste la marca de la bestia, y cuáles son los últimos sucesos que señalan la llegada del fin . . . es tiempo de volver a JESÚS.

Cuando te dicen cómo tienes que alabar, cómo tienes vestir, dónde tienes que ir, dónde tienes que no ir, cuánto tienes que dar, qué música tienes que usar, con quién tienes que andar . . . es tiempo de volver a JESÚS.

Cuando una iglesia pretende ser la mejor, un ministerio critica a otro y la sana doctrina sólo la tiene un grupo y nadie más . . . es tiempo de volver a JESÚS.

Cuando has asistido a todos los eventos, conciertos, seminarios, talleres, campamentos conferencias, congresos, retiros y encuentros, y no dio resultado . . . es tiempo de volver a JESÚS.

Adaptado

Enfocados en el Centro

Si Cristo estuviera en el centro . . . una iglesia enfermiza pronto recuperaría su salud, y cristianos enfermizos su vitalidad. Porque el asunto principal es esto: que nos enfoquemos en Cristo.

–John R. Stott

Devoción desviada

Cada vez que nos desviamos de la sencillez de devoción a Cristo—no a la iglesia, no a una doctrina, ni siquiera a sus siervos, pero devoción al Señor mismo—perdemos el camino.

–Rick Joyner

Published in: on 11 abril 2012 at 9:32 am  Dejar un comentario  
Tags: , ,

El verdadero cristianismo

El verdadero cristianismo no es añadir a Jesús a tu vida; el verdadero cristianismo es comprender que Jesús es tu vida.

–Keith Giles

Buenas nuevas de verdad

Me llevó bastante tiempo . . . para que pudiera darme cuenta en lo más profundo de mi ser que el evangelio es una buena noticia de verdad; que en el corazón del universo hay una sonrisa y no un ceño fruncido; que más que cualquier otra cualidad Dios es amor . . . He llegado a conocer a un Dios que tiene un lugar en su corazón para rebeldes, que recluta a personas como el adultero David, el llorón Jeremías, el traidor Pedro, y el violador de derechos humanos Saúl de Tarso. He llegado a conocer a un Dios cuyo Hijo toma a pródigos y los hace los héroes de sus historias y los trofeos de su ministerio

–Philip Yancey

Demasiado bueno

Nos hemos vuelto demasiado educados. Ya no reímos y lloramos con Dios. Nos hemos olvidado lo emocionante que son las Buenas Nuevas. ¡Puede haber una mayor señal del extraordinario, extravagante y maravilloso amor de Dios que la encarnación? Dios amó de tal manera al mundo y a todos los que vivimos en él que Dios mismo vino a vivir con nosotros como uno de nosotros. ¿Acaso es demasiado bueno que no nos atrevemos a creerlo?

–Madeleine L’Engle

A %d blogueros les gusta esto: