El Peligro de Leer la Biblia

La lectura

Anuncios

Su Voluntad es Mi Paz

93317  copy 2

Cristo dijo que “No sólo de pan vive el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios” (Mateo 4:4). Como el alimento y el estomago están hecho el uno para el otro, así estamos constituidos en nuestra naturaleza para la voluntad de Dios expresada en sus palabras. Así “vivimos” por ellas. Cualquier palabra contradictoria nos hace perecer. El hombre perece cuando vive de toda palabra que sale de la boca del odio, de la avaricia o del rencor.

. . . Toda voluntad contraria a la de Dios es veneno. Mi veneno es hacer mi propia voluntad, cuando mi voluntad choca con la de Dios. Me deja frustrado, enfermo . . . Su voluntad es mi paz.

—E. Stanley Jones,
El Camino

No Hay Otra Cosa

164596__evening-field-poppies-the-flowers-the-path-sky-clouds-light-rays_p copy

Juan, el discípulo más joven de Jesús, fue el último en morir. Al envejecerse sus enseñanzas se volvieron más sencillas, como podemos ver al leer su primera epístola. Él hablaba siempre y tan sólo de una cosa: el amor de Dios. Según una tradición antigua, uno de sus discípulos se quejó con él al respecto: “¿Por qué no hablas de otra cosa?” Él contestó: “Porque no hay otra cosa.”

–Peter Kreeft

Creado Para Cristo

7dfa4df220876eb8d3df6e6303b7158c.800x800x1Cuando el alma encuentra a Cristo, se encuentra a sí misma: deja de luchar consigo misma . . . Hay algo en Cristo que es nativo a mi sangre. Él es el autor de mi sangre. Él está en su casa ahí. Mi sangre fluye mejor, es más cálida y más pura cuando Él está en ella. Él es nativo a mis nervios. Cuando Él los controla está calmos, crean y contribuyen a la vida. Él es nativo a todos los órganos de mi cuerpo. Cuando Él los controla funcionan bien, perfectamente; de hecho, están estructurados para ser gobernados por Él. Cuando se someten al control de los resentimientos, el temor, el egoísmo, funcionan mal.

divider1

Jesús dijo: “Les he dicho esto para que tengan mi alegría y así su alegría sea completa” (Juan 15:11). Observen: cuando su gozo está en nosotros, entonces nuestro gozo es completo. Todo gozo que no sea el suyo, nos deja insatisfechos, incompletos. No da en el clavo.

—E. Stanley Jones,
El Camino

La Alocada Matemática de la Gracia

605697_1013c6279e9c31d80f59814fb543e08c_large copy

Yo crecí con la imagen de un Dios matemático que pesaba mis obras buenas y malas en una balanza, y siempre me encontraba en falta. Por alguna razón, no había hallado al Dios de los evangelios, un Dios de misericordia y generosidad que está hallando continuamente formas de hacer añicos las implacables leyes de la falta de gracia. Dios rompe las tablas matemáticas e introduce las nuevas matemáticas de la gracia, la palabra más sorprendente, transformadora y de final inesperado que existe en el lenguaje.

Dividers - 1a

La gracia hace su aparición de tantas formas, que me ha costado trabajo definirla. No obstante, estoy preparado para intentar algo que se parezca a una definición de la gracia con relación a Dios. “Gracia” significa que no hay nada que podamos hacer para que Dios nos ame más: ninguna cantidad de calistenia espiritual y de renunciamiento, ni de conocimiento adquirido en cursillos y seminarios, ni de ardua labor a favor de causas justas. “Gracia” significa también que no hay nada que podamos hacer para que Dios nos ame menos: ninguna cantidad de racismo, orgullo, pornografía, adulterio o incluso asesinatos. La gracia significa que Dios ya nos ama tanto como un Dios infinito es capaz de amar.

–Philip Yancey, 
Gracia Divina Vs. Condenación Humana

Foto: Nikolay Sirakov

A %d blogueros les gusta esto: