La Ausencia de Aceite

1

Toda expresión de piedad
que no se deriva de Cristo . . .
es, en el mejor de los casos,
como una lámpara sin aceite.

–John Newton, (1725–1807)

Teología turbia

images

Creo que el momento
en que dejemos de enfocarnos
en Jesús mismo, nuestra teología
comienza a ponerse turbia.

–Charles Schulz

El propósito de la Biblia

Las Escrituras son lo que Dios usa para atraernos hacia Él. Las Escrituras nacieron de Dios, fluyen hacia Cristo, y nos fueron dadas para conducirnos a Cristo. Tú debes, por lo tanto, ir por las Escrituras, como siguiendo a una línea hasta llegar a Cristo, quien es el fin del camino y el lugar de reposo.

–William Tyndale
(c. 1492 – 1536)

Published in: on 17 julio 2012 at 5:53 pm  Dejar un comentario  
Tags: , , ,

Encontrando el Centro

Sólo existe un centro seguro y certero de la experiencia cristiana, doctrina y testimonio—y es Jesucristo. Ubícate en cualquier otro punto, y por más bueno que sea, te volverás desequilibrado. Ubícate con Él y mantendrás tu equilibrio, porque todos las cosas en Él subsisten.

–Vance Havner

Es tiempo de volver a JESÚS

  • Cuando hemos adquirido mucho conocimiento doctrinal y nos hemos profundizado notoriamente en la verdad, descuidando en el proceso el amor — es tiempo de volver a JESÚS.
  • Cuando hemos predicado nuestra línea, nuestra teología y hemos defendido y promovido nuestras posiciones e interpretaciones hasta perder de vista que la verdad es una Persona — es tiempo de volver a JESÚS.
  • Cuando hemos creído ser los mejores, los más fieles a la Biblia, los más escriturales hasta volvernos excelentes fariseos — es tiempo de volver a Aquel que fue enemigo de la religiosidad — es tiempo de volver a JESÚS.
  • Cuando nos hemos alejado de todos los que tienen errores doctrinales y prácticas cuestionables hasta quedarnos con el remanente más santo — es tiempo de volver al Amigo de los pecadores — es tiempo de volver a JESÚS.
  • Cuando nos hemos vuelto diestros en detectar las fallas de otros, en identificar sus errores y defectos, sin tener lágrimas en los ojos o dolor en el corazón, es tiempo de volver a Aquel que un día lloró sobre Jerusalén — es tiempo de volver a JESÚS.
  • Cuando nos gloriamos en nuestra afiliación eclesiástica, y nos jactamos de nuestro grupo, creyendo ser superiores a los demás, es tiempo de volver a Aquel que anduvo considerando “a los demás como superiores a él mismo” — es tiempo de volver a JESÚS.
  • Cuando nos encontramos enfocados en una doctrina, en un formato, en una línea, en un sistema, o en cualquier otro asunto secundario, es tiempo de volver al Centro — es tiempo de volver a JESÚS.
Published in: on 23 diciembre 2009 at 9:38 pm  Dejar un comentario  
Tags: ,
A %d blogueros les gusta esto: