Un Cristo que Asombra y Asusta

Christ 10BUna y otra vez en sus parabolas, sermones y acciones Jesús nos asusta. Las cosas no están como deben ser. Las historias no terminan como esperábamos. Los Buenos terminan siendo los Malos. Aquellos que tenían que ser premiados son castigados. Las cosas salen al revés. La paradoja, la ironía y la sorpresa aparecen a cada paso en la vida de Jesús. Los últimos son los primeros. La gente inmoral recibe perdón y bendición. Los mayores se vuelven como niños. Los religiosos pierden el banquete. Los piadosos reciben maldiciones. Las cosas simplemente no están como pensamos que debían ser. Nos quedamos desconcertados, perplejos, y más que todo sorprendidos. Nos toma desprevenidos. Retrocedemos asombrados. No sabemos si debemos reír o llorar. El reino nos sorprende vez tras vez al volcar nuestro mundo patas arriba.

–Donald B. Kraybill

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: