El primer paso

SpectacularSillhouettesPhotographsByTJScott_020

Para poder hacer frente
al asunto de nuestros pecados,
creo que es necesario
saber primero que
somos amados y aceptados
incondicionalmente
por Dios.

–James Bryan Smith

Foto: T. J. Scott

Anuncios

Buscando satisfacción

nostalgia_77_06_c_adam_van_bunnens_bw copy
El pecado
es lo que haces
cuando no estás
satisfecho
con Dios.

–John Piper

Published in: on 6 febrero 2015 at 7:41 am  Dejar un comentario  
Tags: , , ,

La sospecha dañina

adam-eve-and-the-snake
La raíz
de todo mal
es la sospecha
que nuestro Padre
no es bueno.

–Oswald Chambers

Published in: on 31 enero 2015 at 3:29 pm  Dejar un comentario  
Tags: , , ,

Más placentero que el pecado

5584_1280x800

Fue una delicia
deshacerme de los pecados
que una vez temí perder.
Tú los echaste fuera
y tomaste su lugar,
más placentero que
cualquier placer.

–San Agustín
(354-430)

Published in: on 5 abril 2014 at 1:20 pm  Dejar un comentario  
Tags: , , ,

Amor sin fluctuar

on_the_road_03

Lo más importante que debemos recordar es que, aunque nuestros sentimientos vienen y van, el amor de Dios por nosotros no lo hace. No se fatiga por nuestros pecados o nuestra indiferencia, y, por lo tanto, es incansable en su determinación de que seremos curados de esos pecados, no importa lo que nos cueste, no importa lo que le cueste a Él.

–C. S. Lewis
Cristianismo . . . ¡y nada más!

Published in: on 1 marzo 2014 at 3:20 pm  Dejar un comentario  
Tags: , , ,

Decisiones que nos definen

heaven hell

A menudo la gente piensa que la moralidad cristiana es una especie de regateo en el cual Dios dice: “Si guardas un montón de reglas, te recompensaré; si no haré lo contrario”. No creemos que ésta sea la mejor manera de considerar el asunto. Más bien diríamos que cada vez que hacemos una elección estamos convirtiendo la parte central de nuestro ser, la parte que tiene la facultad de escoger, en algo un tanto diferente de lo que era antes.

Y tomando nuestra vida como un todo, con todas nuestras innumerables elecciones, a lo largo de todos nuestros días la estamos convirtiendo en una criatura celestial o en una criatura infernal; o en una criatura que se halla en armonía con Dios y con todas las demás criaturas y con ella misma, o en un ser que se halla en estado de guerra y de odio con Dios, con sus prójimos y consigo mismo. Ser una clase de criatura es el cielo, es gozo, paz, conocimiento y poder. Ser la otra es locura, horror, insensatez, rabia, impotencia y soledad eterna. Todos nosotros a cada momento estamos avanzando hacia uno u otro de estos estados.

–C. S. Lewis
Cristianismo . . . ¡y nada más!

El peligro de caer

balancing-act 4

Así que, el que
piensa estar firme,
mire que no caiga.

–1 Corintios 10:12

Published in: on 12 octubre 2013 at 4:01 am  Dejar un comentario  
Tags: , , ,

Las dos mentiras

nggshow3.php

Un viejo pastor escocés dijo que el diablo cuenta con dos mentiras que utiliza. Antes de cometer un pecado nos dice que un pecadillo no importa; es una menudencia y podremos recobrarnos fácilmente. La segunda mentira es la siguiente: una vez cometido el pecado nos dice que la situación es desesperada y que estamos entregados al pecado y no debemos hacer esfuerzo alguno para recuperarnos. Las dos son tremendas mentiras.

 —Billy Graham

El descubrimiento que libera

ballon 10

No hay nada que libera tanto 
a una persona del control del pecado
como el descubrimiento intoxicante 
de haber sido libremente
aceptado y perdonado.

–John White

Buscado por Dios

lostsheep

El amor del Hijo de Dios
para nosotros es de tal magnitud
que mientras mayor la inmundicia
y hedor de nuestros pecados,
cuánto más Él nos busca
para ser nuestro amigo.

–Martín Lutero

Misericordia potente

9

La Escritura emplea diversas expresiones para designar esa operación misericordiosa de Dios. Dios borra los pecados, los destruye, los elimina (Is. 43:25; Jn. 1:29; Hch. 3:19; Heb. 9:28; 1 Pe. 2:24). Los hace desaparecer como un viento que barriera las nubes y dejara el cielo totalmente despejado (Is. 44:22). Otra imagen muy ilustrativa es la de “lavar” (Sal. 51:4,9; Jer. 4:14; 33:8; Ef. 5:25-; Tit. 3:5; Heb. 1:3); aquello que antes era rojo como la púrpura, quedará blanco como la nieve (Is. 1:18). Dios ha sepultado nuestras culpas bajo tierra (Sal. 32:1; 85:3) o las ha arrojado al fondo del mar (Miq. 7:19).

Monday-Blues----by-Saint-Claire-Studio---Simply-Beautiful-Photos-qpps_454583450836768.LG copy

Frecuentemente se lee que Dios olvida los pecados del hombre (Sal. 25:7; 79:8; Is. 43:25; 64:8; Ez. 18:22; Jer. 31:34). Pero ¿qué quiere decir que Dios olvida?, ¿cómo podría olvidar él, ante cuyos ojos todo está presente, tanto el pasado como el futuro? Pues bien, Dios olvida los pecados; la expresión es tan fuerte, tan violenta, tan contradictoria, que habría que interpretarla así: Dios hace que lo que sucedió no haya sucedido.

–José María Cabodevilla
El Padre del Hijo Prodigo

¿Lo ajeno o lo propio?

Distant view of Mount Fuji silhouetted against an blue sky

El legalismo me hace
atento a los pecados ajenos.

El evangelio me hace
atento a los míos.

Published in: on 28 enero 2013 at 4:46 am  Dejar un comentario  
Tags: , ,
A %d blogueros les gusta esto: